Accesibilidad

en Redes Sociales

Viernes, 30 Mayo 2014 18:43

Rehabilitaciòn de personas con discapacidad ,objetivo del sistema minicipal DIF

En los primeros 100 días de gobierno se han otorgado siete mil 638 sesiones terapéuticas La Subdirección de Atención a Personas con discapacidad y Grupos Vulnerables brinda servicios integrales.

 

El programa de rehabilitación desarrollado por el DIF Municipal ha contribuido a mejorar significativamente la calidad de vida de las personas con discapacidad.

Héctor Medina Benítez, terapeuta físico y responsable de esta área en el Centro Municipal de Equinoterapia y Rehabilitación Integral (CMERI), informó que desde el inicio de la presente administración se han realizado siete mil 638 sesiones de rehabilitación.

Este sistema, cuyo diseño ahora está a cargo de la recién creada Subdirección de Atención a Personas con Discapacidad y Grupos Vulnerables, incluye terapias físicas, ocupacionales, de lenguaje, hidroterapia, equinoterapia y multisensoriales.

Para ello, se emplea el material y equipo apropiados a las necesidades de cada persona y los más avanzados tecnológicamente.

El especialista destacó la importancia de que las personas que viven con alguna discapacidad reciban atención oportuna y de calidad para que puedan desarrollarse en distintos ámbitos y adquirir habilidades que les permitan conseguir algún grado de independencia.

Alondra Rocío Balderas, de 19 años de edad, es un ejemplo de superación en el CMERI.

A los cinco años de edad empezó a tener frecuentes convulsiones. En un día llegaba a presentar hasta 200 crisis y paulatinamente se notaron los efectos de la enfermedad en su desarrollo físico y mental.

El 11 de febrero, su mamá Rocío Rivas la llevó al CMERI para tener la primera consulta especializada después de varios años en los que estuvo buscando ayuda.

El diagnóstico reveló una discapacidad ocasionada por secuelas de epilepsia.

Esta joven comenzó sus terapias justo cuando inició el actual gobierno y los avances en su estado físico, emocional y psicológico son evidentes.

Antes de iniciar su rehabilitación, Alondra no hablaba con nadie, apenas podía mantenerse de pie con la ayuda de su mamá y mucho menos caminaba. Su niñez y adolescencia transcurrieron en camas de hospitales.

Inicialmente se le proporcionó terapia a nivel físico para que fuera capaz de mantener el equilibrio y coordinar sus movimientos.

Todavía requiere el apoyo y la guía de una persona, pero ha dado sus primeros pasos, puede subir y bajar escaleras, agacharse y lucha para mantenerse erguida.

En lenguaje ya puede decir palabras cortas y el medicamento para controlar sus convulsiones ha hecho el efecto deseado, pues ya no son tan frecuentes ni intensas.

Su mamá considera que la calidad de vida de Alondra ha mejorado.“Los servicios que me han otorgado aquí han sido muy eficaces. Estoy muy contenta como mamá porque a pesar del poco tiempo hay muchos avances y qué decir de la labor que hacen aquí, es muy humana”, aseguró.

Héctor Medina indicó que el compromiso de la Subdirección de Atención a las Personas con Discapacidad y Grupos Vulnerables es acercar los servicios del CMERI a la población que lo requiera.

Comunicados de Prensa